Packaging Latam
Cajas de Alimentos Congelados: Materiales Avanzados
ALIMENTOS

Cajas de Alimentos Congelados: Materiales Avanzados para la conservación del frío

Las cajas para alimentos congelados son populares entre los supermercados, restaurantes y empresas de diversas industrias. Estos recipientes pueden conservar una variedad de productos alimenticios congelados, incluidas carnes, pescados, pizzas, postres y más.

En ocasiones, las cajas pueden combinarse con otro tipo de embalajes, como film retráctil o plástico. Estos diferentes materiales de embalaje se integran para brindar a los productos alimenticios la mejor protección.
Las cajas de envasado de alimentos congelados son conocidas por su durabilidad. Los envases de cartón tienen capas gruesas, que reducen los daños físicos al manipular los productos. Pueden proteger los alimentos durante largos tránsitos a almacenes, tiendas u otras instalaciones. Además, el diseño del embalaje puede soportar diferentes climas y entornos. Los alimentos congelados dentro de estos recipientes permanecerán frescos independientemente de los cambios de humedad o temperatura.

Estos contenedores tienen diseños resistentes, por lo que normalmente no se vuelven quebradizos, agrietados ni dañados. Además, las cajas tienen capas gruesas que pueden soportar temperaturas bajo cero y bloquear la humedad. Protegen los alimentos del deterioro, especialmente cuando el producto se envasa doblemente dentro de una bolsa de plástico.

  1. ¿Qué materiales son más adecuados para cajas de alimentos congelados?

    Desde productos a base de petróleo, como envolturas retráctiles y polietileno congelado rápidamente individualmente (IQF), hasta cartón y aluminio, los envases de alimentos congelados vienen en una amplia variedad de materiales. Si bien algunos son más sostenibles que otros, cada uno tiene sus beneficios.

Cartón Kraft Natural Revestido (CNK)

Reforzado con un recubrimiento para preservar la integridad de los alimentos contra el desgaste del proceso de descongelación, el cartón CNK es un sustrato resistente pero adaptable. CNK está fabricado con fibras de madera que brindan resistencia y protección superiores, ya sea que los productos estén refrigerados o congelados.
Su capa superficial está formada por fibras de madera dura y un revestimiento a base de arcilla que es óptimo para imprimir. La superficie pulida y brillante de CNK es ideal para diseños gráficos sofisticados y efectos decorativos cuya integridad no se verá comprometida por la exposición a cambios extremos de temperatura o condensación.
La construcción de bajo calibre de CNK le permite conservar una forma rígida con un peso menor que sustratos similares, reduciendo así los costos.

Cartón Sólido Blanqueado con Sulfato (SBS)

El SBS, que consiste en una pulpa química blanqueada derivada de madera virgen, es una opción de material de densidad media muy adecuada para la impresión. Al igual que el CNK, está recubierto de arcilla para preservar la integridad tanto del alimento como del embalaje. También tiene la ventaja de poder realizar estampados y plegados mientras soporta temperaturas de congelación extremadamente frías. Sus llamativos diseños visuales ayudan a que estos productos destaquen en la sección de alimentos congelados.

Cartón recubierto de polietileno

Para productos que requieren contacto directo con alimentos y una barrera contra la grasa, los sustratos polirrevestidos son muy efectivos. Son una opción popular para el envasado de alimentos porque también son resistentes al calor, una característica muy buscada para los productos cocinados en microondas.
En particular, el cartón recubierto de polietileno no es reciclable, lo que da a las marcas conscientes del medio ambiente algunas razones para detenerse a considerarlo como material de embalaje de alimentos congelados.

Film retráctil

El film retráctil es una película termosellada que cubre y protege rápidamente un producto. Vale la pena señalar que la envoltura retráctil tiene una base de petróleo. Las marcas respetuosas con el medio ambiente, consideran otras alternativas más renovables, o al menos son prudentes con la cantidad de plástico retráctil que utilizan en los envases de alimentos congelados.

Aluminio

El aluminio, frecuentemente formateado como bandejas para alimentos congelados, se utiliza a menudo para envasar guisos, lasaña y comidas completas. El Departamento de Agricultura de EE. UU. también considera que el aluminio es un material apto para uso alimentario. Sin embargo, tiene el beneficio adicional de la reciclabilidad, que requiere limpiar los restos de comida del aluminio antes de reciclarlo, lo que algunos consumidores pueden no estar dispuestos a hacer.

¿Cuáles son las consideraciones ambientales y de sostenibilidad relacionadas con las cajas?

Además de practicar los principios de embalaje del tamaño correcto, localizar las cadenas de suministro y limitar su huella de carbono, las marcas de alimentos congelados pueden alcanzar sus objetivos de sostenibilidad implementando algunas alternativas de sustratos sostenibles en sus soluciones de embalaje.

Cartón reciclado posconsumo

Al integrar cartón reciclado posconsumo en el embalaje, comunica a los consumidores su compromiso con la sostenibilidad mientras disfruta de los beneficios del cartón en el embalaje.

Biopolímeros

Las alternativas de proteínas biodegradables, como la caseína, son sostenibles y mucho mejores a la hora de impedir la entrada de oxígeno y otros contaminantes en comparación con las envolturas plásticas a base de petróleo. Se extraen de biomasa y se sintetizan, proporcionando a las marcas una opción sostenible que evita el vertedero. Los alimentos se mantienen frescos por más tiempo y al mismo tiempo refuerzan tu marca como líder en sustentabilidad.

Cómo proteger las cajas de envío de alimentos congelados

Un producto puede ser vulnerable a cambios repentinos de temperatura, vibraciones o mal manejo. Del mismo modo, existe la posibilidad de que se produzcan daños accidentales, como dejar caer los objetos al suelo. Normalmente, las cajas de alimentos congelados son lo suficientemente gruesas y resistentes para soportar estos riesgos. Aun así, existen formas de maximizar la protección y garantizar que tus productos alimenticios se mantengan en perfectas condiciones.

Muchas cajas de alimentos congelados reciben una capa adicional de envoltorio de plástico, como película estirable o film retráctil. El embalaje de plástico separa las cajas de envío de los productos alimenticios congelados, minimizando su contacto. Si una parte del embalaje se ve comprometida, dispone de otra capa de protección sólida. Este embalaje de varios niveles es el estándar de la industria. Los alimentos como pizza, carnes o productos horneados combinan múltiples materiales de embalaje para maximizar la seguridad.

Factores a considerar al elegir el envasado de alimentos congelados

Hay varios factores que se deben considerar antes de elegir un empaque para alimentos congelados en particular, algunos de los cuales incluyen qué tan compatible es el material de empaque con su producto, qué tan conveniente es para su cliente, su impacto en el medio ambiente y más.

  • Compatibilidad del material de embalaje: El material de embalaje que elija debe ser compatible con el producto alimenticio congelado específico que desea consumir, almacenar y distribuir
  • Propiedades de barrera del material de embalaje: algunos materiales de embalaje, como el plástico y la espuma EPS, debido a sus componentes y naturaleza, pueden resistir la humedad, el aire, la luz y el polvo más que otros.
  • Comodidad para el consumidor: los consumidores suelen optar por envases que les permitan abrir, cerrar, almacenar y volver a sellar los alimentos congelados. Los envases como bolsas de plástico y cajas de cartón contribuyen significativamente a la comodidad del consumidor. Son fáciles de abrir, cerrar e incluso transportar por parte de los consumidores.
  • Impacto medioambiental: considerar las implicaciones ambientales del embalaje es otra consideración importante a tener en cuenta. Desafortunadamente, no todos los envases congelados son seguros para el medio ambiente y, de hecho, contribuyen a la contaminación ambiental.
  • Rentabilidad: es vital asegurarse de lograr un equilibrio entre costo y calidad. Si no hace esto, es posible que esté gastando más de lo esperado en el empaque, lo que en última instancia reducirá sus ganancias generales.

Las cajas para alimentos congelados no solo deben ser funcionales, sino también atractivas y seguras para los consumidores.

¿Quieres recibir en tu mail las ALERTAS sobre los CAMBIOS REGULATORIOS del Packaging?

LATAM REGULATORY NEWS es la Plataforma de Suscripción Exclusiva, diseñada especialmente para profesionales como tú, que desempeñan roles cruciales relacionados con las regulaciones y el cumplimiento en la Industria B2B.

¿Quieres recibir las noticias en tu mail?

Recibe todas las semanas las últimas noticias más importantes del sector del Packaging.

NOTICIAS RELACIONADAS

4 Mejores EMPRESAS de ENVASES DE HOJALATA en Perú

Paola Gioffre

Innovación y Tecnología en las Industrias del Plástico en México

Paola Gioffre

Quadpack Foundation con récord en donaciones y proyectos

Paola Gioffre

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. ACEPTO LEER MÁS