Packaging Latam
Envasado Activo de frutas y verduras con Aceites Esenciales
ENVASES

Envasado Activo de frutas y verduras con Aceites Esenciales Encapsulados

El envasado activo de frutas y verduras puede ayudar a una mejor contención, defensa, conservación, almacenamiento y distribución del producto

El envasado es una operación crucial de la unidad de procesamiento de alimentos con los objetivos de contención, defensa, conservación, almacenamiento y distribución del producto. El mercado de frutas y hortalizas frescas utiliza diferentes materiales y diseños de empaque. Se utilizan comúnmente utilizados cartones de fibra corrugada y empaques de plástico reciclable.

Envases activos e inteligentes de frutas y verduras

El empaque de los productos hortícolas está diseñado con orificios de ventilación para acelerar la eliminación del calor de la respiración del producto utilizando un flujo de aire apropiado a través del procedimiento de enfriamiento del producto. El área total de ventilación, la posición del orificio de ventilación y su forma afectan la velocidad de enfriamiento del producto y la homogeneidad del enfriamiento y, en consecuencia, la energía, el uso de materiales y la huella de carbono industrial.

Además, el diseño de los orificios de ventilación en las paredes del embalaje también debe garantizar una resistencia mecánica suficiente de los contenedores, lo que es de gran importancia durante las operaciones de manipulación, como la paletización y el apilamiento de contenedores.

El diseño y la evaluación del empaque deben utilizar una metodología multiparamétrica que ofrezca una evaluación holística de todas las funcionalidades y factores para evitar inconsistencias en las condiciones de diseño.

Envasado activo con aceites esenciales Encapsulados

El envasado activo es una técnica eficiente que permite alargar la vida útil del producto mediante la entrega controlada de compuestos bioactivos de diversa naturaleza como antimicrobianos, antioxidantes, etc. Las grandes propiedades antimicrobianas de los aceites esenciales (AE) se restringen en su uso en frutas y verduras debido a su baja solubilidad en soluciones acuosas durante los tratamientos de lavado higienizante. En ese sentido, el empaque activo con AE presenta un enfoque diferente, ya que se liberan en dosis bajas a la atmósfera que rodea al producto alimenticio y se concentran en la superficie de frutas y verduras donde se necesita, y lo protegen del deterioro.

La encapsulación de compuestos bioactivos en complejos de inclusión con ciclodextrinas es una técnica que preserva altamente los compuestos bioactivos de reacciones degradantes debido a la temperatura, oxidación y humedad protegiendo sus actividades. Las ciclodextrinas más importantes a nivel industrial son la alfa y la beta ciclodextrina, muy utilizadas debido a su bajo precio y buena eficiencia de encapsulación.

La entrega de compuestos bioactivos se ve favorecida, entre otras razones, por la humedad relativa, como la alta humedad relativa de las cámaras frigoríficas para frutas y verduras.
Los AE vegetales son extractos naturales de plantas bien aceptados por el consumidor real con conocidas propiedades antimicrobianas. La mayoría de los aceites esenciales, así como sus compuestos principales (p. ej., geraniol, citronela, carvacrol, timol, etc.), se aceptan como aditivos alimentarios.

Tecnologías limpias y almacenamiento refrigerado

Es necesario combinar tecnologías limpias con almacenamiento refrigerado para relajar la temperatura de consigna de las cámaras de almacenamiento de frutas y verduras y, en consecuencia, reducir el consumo de energía del sistema de refrigeración para eliminar el calor respiratorio de los productos. Se debe prestar atención a la tasa de producción de etileno del producto, ya que su reducción también puede conducir a la reducción de la respiración del producto.

Los envases activos que incluyen aceites esenciales pueden provocar una disminución del calor del producto debido a la respiración. Como resultado, se reduce el consumo de energía del sistema de refrigeración necesario para eliminar el calor respiratorio y se mejora la eficiencia del proceso de enfriamiento. Como consecuencia, el uso de empaquetamiento activo permitirá reducir el uso de otras técnicas para aumentar la eficiencia de enfriamiento. Además, los riesgos asociados relacionados con la refrigeración en productos sensibles (daños por frío, encogimiento y marchitamiento) se reducen cuando se aumenta la temperatura de referencia cuando se utilizan tecnologías limpias, como el envasado activo con aceites esenciales.

Descubre los libros disponibles en el mercado sobre Envasado Activo

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER SEMANAL

NOTICIAS RELACIONADAS

Aumenta el interés por el termo formado de plástico un 14%

Paola Gioffre

Sealed Air Argentina presenta un nuevo envase “Abre Fácil” para quesos trozados

Paola Gioffre

Volpak, nuevo desarrollo en las máquinas Serie SI

Paola Gioffre

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. ACEPTO LEER MÁS