facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Mackie's of Scotland con envase exclusivo IML y tacto de piel de naranja

Tecnología Lácteos Internacional

 

La manera muy especial desde 1986 en la granja familiar, centrándose en la sostenibilidad y el buen sabor. Este enfoque se muestra en el proceso de producción entero, con inclusión del embalaje IML, por supuesto. “Con Mackie’s of Scotland, la innovación es muy important, dice Karin Hayhow, el director de Marketing con Mackie’s of Scotland.

“No dejamos de buscar nuevas formas de optimizar nuestra empresa y nuestra marca. En palabras de nuestro difunto presidente: «¡Sin cambio, no hay oportunidad!”

 

Ingredientes frescos y naturales
Karin Hayhow: "La leche fresca se lleva inmediatamente del establo a la unidad de producción de la granja, donde se transforma en helado en 24 horas. Congelamos el helado rápidamente para asegurar partículas pequeñas y una textura suave. Los ingredientes naturales aseguran que el sabor y la calidad óptimos se mantengan. Nuestro helado más popular sigue siendo nuestro Traditional, que es un helado cremoso natural, sin saborizantes añadidos. Todos los ingredientes de sabor extra, como los trozos de fruta o la miel de panal de abejas, se añaden a la mezcla base en el último momento para crear nuestra gama de sabores. Por supuesto, nuestros productos se prueban de manera detallada durante el proceso entero.”

Mackie's of Scotland invierte en energía renovable
Mackie's of Scotland genera energía renovable de una mezcla de energía eólica, solar y biomasa para abastecer la empresa, lo que le supone una gran ventaja porque Escocia es el país el más ventoso de Europa. El diseño de la tarrina incluye iconos que muestran las vacas y los aerogeneradores. "No estamos seguros del impacto que pueda tener la energía eólica generada en el sabor de nuestros helados", bromea Karin Hayhow, "pero a nuestros consumidores les gusta la idea y eso es muy importante para nosotros".
Cambio de diseño rápido con IML

El proceso de envasado encaja con la historia de calidad y sostenibilidad que escribimos aquí. Originalmente, los envases de los productos de Mackie's of Scotland se producían en Suecia, pero debido a la huella ecológica del proceso de transporte, la empresa decidió comprar su propia moldeadora de inyección para sus envases IML de 1 y 2 litros. Supuso una inversión de más de 1,1 millones de euros, pero implica un ahorro más de 50 000 food miles (y eso supone mucho CO2 cada año).

¿Pero por qué usar envases IML precisamente? Karin Hayhow: «Las tarrinas son atractivas — ¡y podemos usar etiquetas de todo color con calidad de alta definición! Ser responsables de nuestra propia producción nos da flexibilidad, por lo que podemos cambiar muy fácilmente el diseño de la etiqueta con esta técnica de decoración y maximizar las oportunidades de comunicación en el envase. Eso es una gran ventaja para Mackie's of Scotland: nos permite cambiar las etiquetas rápidamente cuando queremos lanzar un nuevo diseño o una nueva promoción. Además, las etiquetas integradas en el molde son resistentes a la humedad y pueden soportar grandes fluctuaciones de temperatura, son perfectas para decorar envases de plástico para productos congelados y refrigerados».

No es coincidencia que Mackie's of Scotland se pusiera en contacto con Verstraete IML para el embalaje: ambas empresas hacen de la sostenibilidad una prioridad. Jan Van Iseghem, director regional de ventas para el norte de Europa de Verstraete IML: «Al igual que Mackie's of Scotland, creemos que el desarrollo sostenible es de importancia increíble. Después de todo, en el proceso de etiquetado en molde (IML), el envase y la etiqueta están hechos del mismo material, lo que crea un resultado homogéneo que se puede reciclar completamente y podemos dar a las materias primas una vida útil lo más larga posible».

Opción de aspecto y tacto de piel de naranja
«Mackie's of Scotland eligió muy específicamente la opción de aspecto y tacto de piel de naranja», añade Jan Van Iseghem. «Para esa conocida técnica IML, también llamada satin gloss, las etiquetas se crean usando un sustrato multicapa y espuma de polipropileno en el centro. Una parte del aire del sustrato se escapa debido al uso de altas temperaturas y presiones durante el proceso de etiquetado en el molde (IML). Esto produce el efecto de piel de naranja».

"Esas soluciones de envasado innovadoras harán que nuestros productos destaquen realmente en las estanterías», dice Karin Hayhow con decisión. «Eso es muy importante para Mackie's of Scotland porque tenemos un presupuesto de marketing modesto. Con el envase adecuado, nuestros productos resaltarán en las estanterías, llamando la atención de los consumidores".

Suscribase Newsletter semanal packaging

Nuevos Productos

logo

|